Voces magistrales:Fiorenza Cossotto

No todo iban a ser sopranos en esta sección de “Voces Magistrales”. También hay un hueco merecido para todas aquellas mezzosoprano o contralto que forman parte de la ópera por su labor a la hora de interpretar personajes que, en cierto sentido, no suelen contar con la estima del público o secundarios. Por ello quiero dedicar esta sección a una de las grandes mezzosopranos: Fiorenza Cossotto.

Nacida en 1935, su carrera musical comenzó en el Conservatorio de Turín y realizó su debut como Suor Matilde en la ópera de Poulenc, “Dialogues des carmélites” en todo un teatro como la Scala milanesa. Durante una década va haciéndose un nombre en los grandes teatros de ópera como Londres(Royal Opera House, Medea, 1959), Barcelona(1962, Il trovatore)Chicago(1964,La favorita), Nueva York(Met, Aida, 1968). Mientras, era asidua del teatro milanés donde triunfó con óperas como la citada “La favorita” o Il trovatore con el que abría la temporada 1962/63. Azucena, la gitana, ha sido uno de sus roles más significativos.
(Azucena)

Quizás por la impetuosidad de su voz y su presencia sobre el escenario, logró dejar fuera de combate a toda una Maria Callas, eso sí, en pleno declive. Era Paris en 1965. Se cuenta que la soprano griega veía que Fiorenza Cossoto quería convertir “Mira, o Norma” en un pulso. Esa historia generó cierta polémica entre partidarios y detractores de ambas cantantes. Por un lado se reprochó la actitud de Fiorenza con su compañera de escenario pero, por otro lado,otros afirmaron que la mezzosoprano buscó la mejor versión de María Callas al exigirle.

(Adalgisa junto María Callas)

A la par que sus éxitos en los grandes teatros, también ha ido dejando una buena discografía que dejará su voz para siempre. Con el paso de los años fue incorporando papeles a su repertorio. Abarca la mayoría de roles clave de mezzosoprano, alguna de soprano(Lady Macbeth, en Macbeth) pero también de contralto(Ulrica, Un ballo in maschera). Un personaje que también lo ha convertido en propio es la de la princesa de Bouillon en Adriana Lecouvreur(Cilea).

Durante cerca de cuarenta años ha estado casada con Ivo Vinco. Su presencia en los grandes teatros se mantuvo desde principios de los años 60 hasta la década de los 90, reduciéndose posteriormente y acabar limitándose a intervenciones esporádicas y conciertos.

  • Mario Alberto PERRONE RUBEN

    su actitud competitiva fue una continua en toda su carrera….lo que hizo con Callas fue una bajeza… en fin… no negare la grandwza de la Cossotto pero por suerte hubo una SIMIONATO…

  • Nando

    Yo creo que el ambiente que se daba en los camerinos de la ópera era suficiente para que personas con fuerte carácter se movieran, aparte de satisfacer al público, por otros motivos menos dignos para ser comentados. En el caso de Maria Callas, nadie le niega su voz y su presencia en el escenario pero también tuvo momentos de divismo que podrían chocar con otros.

  • Nando

    Con todo, muchas gracias por su apreciación. Un saludo y el deseo de verlo por aquí una vez más.