Voces magistrales: Renata Tebaldi

Cuando tratábamos de Montserrat Caballé mencionamos ese famoso “Callas+Tebaldi=Caballé” que apareció en un periódico norteamericano. Tras comentar las vidas artísticas de la soprano griega y la catalana, toca un artículo a Renata Tebaldi, natural de Pésaro, contemporánea de Maria Callas. Con Renata Tebaldi encontramos una personalidad que buscaba disfrutar de su voz y sus interpretaciones. Aunque se buscó una rivalidad con Callas, Renata quiso quedarse aparte y seguir adelante con su carrera artística, que fuera su voz y la historia la que la catalogara y dejarse de historias mundanas. Respondió, si lo tenía que hacer, pero era lo que menos importaba a esta cantante que debutó en 1944 y lo dejó en 1976.

Estudió piano y canto en el Conservatorio de Parma, donde estuvo con Campogalliani. Pero su mayor evolución llegó con la ayuda de Carmen Melis, una soprano que ya estaba dando clases en el Conservatorio de Pésaro “Gioacchino Rossini”. Debutó en Rovigo con el rol de Elena en Mefistofele, de Arrigo Boito. Va haciendo sus primeras intervenciones con cierto éxito pero el primer gran salto llega en 1946 cuando el director de orquesta, Arturo Toscanini, la elige para formar parte del concierto de reapertura del teatro milanés de la Scala- que reabría tras ser seriamente dañado por un bombardeo en 1943- en la que interpretó el dúo “Dal tuo stellato soglio”, del que os traemos la grabación de esa interpretación.

Siguió creciendo como cantante, debutando en diferentes teatros de prestigio en Europa y en América. Su segundo gran salto llegó en 1950 con la Aida en el Teatro alla Scala junto a Del Monaco. Fue afianzándose además en el coliseo lombardo hasta la llegada de María Callas, de la mano de Meneghini. Inexplicablemente, veía que la Scala acababa decantándose de parte de Callas y pasó de hacer una batalla. Pensó en seguir adelante y buscó los Estados Unidos donde logró ser un referente para el Metropolitan Opera House. Debutó en 1955 y finalizó su periplo en 1973 con el mismo papel: Desdemona.

En Barcelona debutó 1953, actuando durante cinco temporadas y dejando un poso entre el público catalán que la recordó durante años. Durante su estancia americana, revitalizó el rol de Minnie, en La fanciulla del West, una ópera de Puccini que, a pesar de su belleza, tenía el peso de las grandes obras del compositor como, por ejemplo, Madama Butterfly.

En 1973 finalizaba su carrera sobre los escenarios pero aún dejó tiempo para los conciertos junto a Franco Corelli hasta 1976 en el que daba por terminada su carrera de cantante.

Finalizamos este pequeño tributo a Renata Tebaldi con una entrevista sobre el personaje de Leonora en La forza del destino, de Giuseppe Verdi.