Voces magistrales: Nicolai Ghiaurov

Los próximos dos episodios de “Voces magistrales” están dedicados a una pareja que se movió por los escenarios de todo el mundo, en muchas ocasiones juntos: Nicolai Ghiaurov y Mirella Freni, casados en 1978. Mirella atrajo al bajo búlgaro hasta su Módena natal. En este episodio, trataremos la carrera de Ghiaurov, el primer “Sparafucile” que tuve ocasión de escuchar cuando comenzaba a aficionarme a la ópera. Una voz y una presencia sobre el escenario que dejó un gran impacto allá donde cantó. Curiosamente, como dicen algunas de sus biografías por la red, llegó a la ópera de forma accidental pero no así a la música, más vocacional.En su infancia aprendió a tocar el violín, el clarinete o el piano. Su paso por el servicio militar le permitió conocer, de forma indirecta(por recomendación de un oficial) a Brambarov. Aunque, en primera instancia, no hubo suerte, otras recomendaciones hicieron ver que era justo y necesario que Nicolai Ghiaurov entrase en el Conservatorio de Moscú. En 1955 y, gracias a dos premios ganados en París y Praga, logró debutar en Sofia con el papel de don Basilio en Il barbiere di Siviglia…su primera y última ópera(en enero de 2004 hizo su última aparición). A continuación disfrutaremos de la célebre aria “La calunnia è un venticello”.

Su recorrido y su éxito fueron paralelos, debutando en los grandes teatros como La Scala(1959), Covent Garden(1962), Viena(1962),“Met”( en 1965) o París(1974). Su repertorio coge desde roles rusos, hizo de Mefistofele un rol común(destacando en la obra de Gounod como la de Boito) algunos verdianos como Felipe II, Sparafucile, Banquo o este Fiesco inolvidable con “Il lacerato spirito”.

En 1961 trabajó junto a Mirella Freni en Génova, realizó grabaciones con la soprano de Módena. En 1978 contrajeron matrimonio, formando una gran pareja dentro y fuera de los escenarios donde los roles fueron caprichosos con ellos. Así, una versión discográfica en la que él era Don Giovanni y ella era Zerlina cantando ese mítico “La cì darem la mano”, pero lo normal era que hubiera roles que fueran más “antipáticos” como este Ruy Gómez de Silva en el terceto final con Domingo y Freni en Ernani.

Como una anécdota, os ponemos a continuación un vídeo en el que hablaba con Alfredo Kraus(otro grande que tendrá su hueco en esta sección) sobre Faust, de Charles Gounod.

En junio de 2004 fallecía en Módena, en la ciudad que lo consideró hijo adoptivo, tras unas tres semanas en el hospital, donde ingresó después de un ataque al corazón.

  • Increíble voz, disfruté mucho los videos. Gracias por compartir!