Voces magistrales: Montserrat Caballé

Hubo un tiempo en el que había una frase que reflejaba el arte y el magisterio de una gran soprano barcelonesa. Se llegó a escribir en un diario norteamericano que Callas+Tebaldi era igual a Montserrat Caballé, tras el éxito de la catalana en “Lucrezia Borgia” en 1965. Nacida hace 80 años, el interés por la música surgió pronto, entrando en el Conservatorio Superior de Música del Liceu con 11 años. En 1953 hace su primera aparición en el Liceu pero no en una representación sino una gala de fin de curso. Pasa por Basilea y Bremen donde va perfeccionando su técnica. En 1962 llega su debut en su querido teatro-el Liceu- en una representación como tal: Arabella, de Richard Strauss.

Pero el momento excepcional, el que logra abrirle más presencia internacional ocurre en 1965 en el Carnegie Hall, con una ópera en versión concierto. Tras la dolencia de Marilyn Horne, se hace cargo del papel principal en Lucrezia Borgia. Obtiene un éxito arrollador que le permitió entrar en el Metropolitan. Como primer ejemplo de su voz, el motivo de su éxito en Nueva York, el “Com’è bello”

El éxito llamó a sus puertas desde ese momento, apareciendo en los grandes teatros de ópera y dejando su voz para el recuerdo con sus versiones discográficas. Tocó un repertorio extenso pero sus mejores aportaciones han llegado de la mano del belcanto, donde ha dejado grandes interpretaciones como Norma, de Vicenzo Bellini, como aquí mostramos: Casta diva.

Pero también se extendió en el repertorio alemán(Wagner, Händel, Richard Strauss…), verdiano, pucciniano. Su voz destaca por su “pureza,control y potencia”(web oficial de Montserrat Caballé) y por una destreza musical imponente. Ha entrado en otros espacios musicales para satisfacer su curiosidad. Como el famoso “Barcelona” con Freddy Mercury es archiconocido, os proponemos este “Hijo de la luna” que compuso José María Cano para Mecano(luego lo incorporaría a su ópera “Luna”) y que interpretó posteriormente Montserrat Caballé.

También enseñó a los nuevos cantantes, aprovechando que es una de esas voces con carisma, presencia y, sobre todo, influencia. Rescato esta masterclass que realizó a una joven cantante valenciana…llamada Isabel Rey. Aquí vemos una sesión de 1992 donde se percibe a la perfección la maestría de la soprano barcelonesa.

Se casó con el tenor Bernabé Martí. Creo que esa diferencia es fundamental para entender las carreras de Montserrat Caballé y María Callas: estar con una persona que sí sabía los sacrificios y los cuidados que impone la voz para estar más tiempo sobre el escenario. Mientras que Onassis, prácticamente, alejó a la soprano griega de los escenarios(incluso durante el tiempo en que estuvieron juntos), el tenor supo ser una buena ayuda en la carrera de Montserrat Caballé.