Voces magistrales: Leo Nucci

Leo Nucci…o Rigoletto. Si hay un barítono que ha hecho del jorobado un personaje universal gracias a su interpretación, ese es Leo Nucci. Sí, hubo grandes barítonos que llevaron a cabo este rol pero ninguno ha conseguido hacerlo su tarjeta de visita como este cantante boloñés. Aparte de llevarlo a todos los rincones del mundo, se ha habituado incluso a repetir una de sus escenas más conocidas, el famoso “Sì,vendetta, tremenda vendetta” que, en su día, analizamos en esta web:

Nacido en 1942, estudió en su tierra natal y perfeccionó su técnica en Milán. Aunque venció en un concurso de canto y debutó como Fígaro en la rossiniana ópera “El barbero de Sevilla”, su trayectoria como “solista” se interrumpe para entrar en el coro de la Scala de Milán.Volvió unos años más tarde desde el Teatro Verdi en Trieste o La Fenice veneciana pero su gran debut llegó con 35 años, en la Scala de Milán, con el rol de Fígaro, de nuevo. De ahí a la explosión como barítono en los grandes teatros de ópera internacionales hasta la actualidad.

Su repertorio se extiende por los principales roles de barítono de Verdi, el verismo(Puccini, Giordano, Cilea, Leoncavallo…), belcanto(mayoritariamente Donizetti, mientras Rossini y Bellini menos) pero, no vamos a negar que su nombre se ha relacionado con Verdi, donde su voz pero, sobre todo, su presencia en el escenario ha logrado que sea valorado allá donde vaya.

Casado con la soprano Adriana Anelli, forma parte de ese grupo selecto, a mi parecer, de cantantes que tienen una historia dentro y fuera de los escenarios, como explica el mismo Leo Nucci cuando explica que cantó con ella un Rigoletto, llevando a cabo Adriana el papel de Gilda. Termino con un vídeo de una representación de hace 30 años en Lucía di Lammermoor(Donizetti).