Voces magistrales: Francisco Araiza

En ocasiones suelo meter en estas entradas de “Voces magistrales” o “Momentos memorables” algo relacionado con mi afición a la ópera. En el caso de Francisco Araiza, es normal y evidente cuando la primera vez que escuché su voz fue en esa versión de “El rapto en el serrallo”, dirigida por Karl Böhm, que, hace poco comenté con ocasión de Martti Talvela, el Osmín de esa versión,…o cuando traté sobre Edita Gruberova. Esa versión, que la vi con 15 años cuando TVE la emitió en el programa dirigido por José Luis Téllez, obviamente me dejó un gratísimo recuerdo de la ópera y sus intérpretes.

Nacido en México hace 63 años, en 1950, su periplo inicial alternó estudios profesionales por un lado y, por otro, vocalización en el Conservatorio Nacional de su país. Sus inicios musicales se encauzaron bien pronto en dirección a la música alemana, debutando como primer prisionero en “Fidelio”. Su evolución es esa primera etapa le lleva por parte del repertorio alemán, especialmente el mozartiano y, posteriormente, el wagneriano. En este primer vídeo hemos escogido “Il mio tesoro intanto” pero podríamos haber cogido otro cualquiera de los papeles mozartianos.

Desde México se dirigió a Alemania para perfeccionar la técnica en Munich y formar parte, durante tres años, de la ópera de Karlsruhe.Allí ya tuvo su debut con un papel principal (Ferrando) en “Così fan tutte”. Poco a poco se va adentrando también en el belcanto comenzando con Lucía di Lammermoor(1975), L’elisir d’amore(1976) mientras va logrando hacerse un nombre en el repertorio mozartiano, como indicábamos.Por ese año también hizo sus pinitos como conde de Almaviva en “El barbero de Sevilla”.

Su primer papel verdiano lo afronta en la ópera Otello en 1977. Durante un año cantó en Zurich donde Monteverdi con su Orfeo y su “incoronazione di Poppea” aparecen en su repertorio. Su camino se cruza con el festival de Bayreuth, donde interviene en “El holandés errante”. Poco a poco va entrando en otros roles propios del bel canto(La cenerentola, Don Pasquale, La sonnambula, Semiramis), además de Strauss(El caballero de la rosa). Eso sí, sus debuts en grandes teatros tarda un poco más. Así, en el Met y en el R.O. H. Covent Garden cantó en 1984 o en 1988 en el Liceu. A mediados de los 80 se adentró en otro tipo de roles(Rigoletto, La traviata, Maria Stuarda, La bohème, Anna Bolena,etc). En 1988 fue nombrado Kammersänger de la Ópera del Estado de Viena.

Verdi:

Su última interpretación fue con Fidelio en su ciudad natal en 2010.Desde entonces, su labor fundamental ha sido enseñando el canto a los jóvenes valores. Como es habitual terminar, os dejo una entrevista que realizó en un canal de la televisión mexicana en el que habla de su carrera.