Voces magistrales: Agnes Baltsa

Siempre que se puede, quiero dejar un breve comienzo personal sobre un cantante, un fragmento o la historia de una ópera. En este caso, Agnes Baltsa fue la primera “Carmen” que escuché.Aquella versión con José Carreras y José Van Dam, bajo la dirección de Herbert von Karajan.En ese momento, es cuando supe(y bien pronto,porque fue una de las primeras óperas que escuché) que había una mezzosoprano que tenía esa voz tan personal y de presencia notable.

Agnes Baltsa, mezzosoprano griega, nace en 1944 en la isla de Leukas. Con apenas seis años se decantó por el piano pero su camino hacia el canto no tardaría en llegar y fue en 1958, cuando estudió en Atenas, en el conservatorio nacional, donde se graduó con 21 años. Su siguiente paso ya sería Munich, con una beca de la fundación Maria Callas, además de Francfort posteriormente.

Dos directores forman parte de la historia de Agnes Baltsa: Christoph von Dohnanyi, quién la escuchó en el debut en Francfort en el rol de Cherubino en “Las bodas de Fígaro” y, sobre todo, Herbert von Karajan, con el que consiguió ser habitual en el festival de Salzburgo. Fue nombrada en 1980 como “Kammersängerin” en Viena. Su amplio recorrido a lo largo de estos años ha sido producto de una buena gestión de la voz de la cantante, declinando papeles en determinados momentos y asumiéndolos posteriormente.

Aunque tiene un amplio repertorio en el que destacan los roles belcantistas y mozartianos, hay un rol que destaca por encima de todos. Ese es, sin duda, “Carmen”. Un papel en el que se ha encarnado en numerosas ocasiones y que encontró, en José Carreras, el mejor Don José. Tampoco no se debe olvidar sus interpretaciones de Richard Strauss(desde el Octavian de “El caballero de la rosa” hasta Elektra, uno de los últimos papeles interpretados).Tampoco se olvida de la música sacra y la popular griega.


De su discografía y videoteca destaca, como dijimos su rol de Carmen pero no hace olvidar otros tantas grabaciones de ópera como recopilatorios.Aparte de sus roles operísticos, recitales destaco una intervención en el cine. Era una película llamada “Duett“,en 1992, donde ella lleva a cabo el papel de una cantante de ópera. Al igual que Maria Callas con Medea, Baltsa probó en el cine normal.

Atril de honor: Herbert von Karajan

Si hay un director de orquesta que tiene un nombre más allá del hecho de  llevar una batuta, ese es Herbert von Karajan. Un nombre histórico que durante cerca de medio siglo estuvo dirigiendo orquestas y dejó una considerable discografía que ha permitido que sobreviviera el mito tras al fallecimiento del director austríaco en 1989, víctima de un infarto. Dos años antes, en 1987, dirigía el Concierto de Año Nuevo(Neuesjahrkonzert) en Viena. Se añadía a ese mito, una presencia física reconocida. Como lunar negro, independientemente de cierto episodio de su historia -su implicación con el nazismo-, se le achacó cierta dosis de protagonismo egocéntrico que suele ocurrir a ciertos genios.

Nacido en 1908 en la ciudad de Salzburgo, -cuna de, no nos olvidemos, el gran Wolfgang Amadeus Mozart- , su debut llegó en 1929 dirigiendo Salomé. Durante cinco años estuvo de maestro de capilla en el Stadttheater, de Ulm(Kapellmeister). En 1934 ya dirigía en Salzburgo la Orquesta Filarmónica de Viena. Durante siete años también dedicó su esfuerzo en Aquisgran.A la par de esa época comenzó su relación con el NSDAP de Adolf Hitler. De esa época se ha valorado una opción y la contraria(desde creer que así podía seguir su carrera musical a diferencia de otros que habían salido de Alemania hasta creer que era vocacional). Sea como fuere, su prestigio iba creciendo y superó durante años ese lastre de su biografía. Su estilo, digamos, permitió lograr el “perdón”, a pesar de que varios músicos judíos se negaron en participar con el director de Salzburgo.Una grabación que nos demuestra su valía, la dirección de la orquesta en la célebre quinta sinfonía de Beethoven.

En su trayectoria desde 1945 hasta su muerte en 1989 destaca el prestigio de dirigir dos de las grandes orquestas filarmónicas: la de Viena y la de Berlín(desde 1957 hasta el final de su vida, si bien ya dirigía la orquesta hacia dos décadas, en ese año 1957 era elegido director musical, sucediendo a Wilheim Furtwängler). Dirigió la Ópera Estatal de Viena a la par que la Filarmónica berlinesa.También dirigió la de Londres. Ayudó a crear el Festival de Semana Santa en su ciudad natal.En sí, tuvo a su Salzburgo en mente mientras que fue director de orquesta.

Terminamos la entrada dedicada a Herbert von Karajan con este vídeo que nos muestra al director austríaco en unos ensayos de la 4ª Sinfonía de Schumann antes de ser grabado por Deutsche Grammophon, en el que podemos ver las indicaciones que va dando desde la primera nota. Nueve minutos que vale la pena disfrutar.