Sobre la ópera: Cinco años de Operamanía

Hace cinco años nacía Operamania.es, pero no era la primera vez que esta “marca” aparecía en internet. Unos años antes, hubo una versión con el .com en el que, tanto mi hermano como yo, ya hacíamos nuestros particulares pasos por esta zona del mundo de la ópera, como es la explicación sobre aspectos que podían ser más interesantes. Esa página estuvo “viva” a comienzos de la década pasada y dejó de ser actualizada allá por 2007, casi justamente con el fallecimiento de Luciano Pavarotti. En abril de 2012 volvía Operamania a Internet con otra imagen, sin perder algunos de los escritos de antaño entre los que destacaba, por la parte que me toca, las sinopsis de algunas óperas y que, con el tiempo, pensaré en “resucitar” con nuevas obras. En esta ocasión el “renacimiento” venía acompañado de las redes sociales Twitter(@Operamania1) y Facebook.La primera entrada, del 4 de abril de 2012, fue el vídeo de la película de La Traviata, con Plácido Domingo y Teresa Stratas.

Desde entonces, más de 300 entradas, artículos sobre diferentes aspectos. Alguno fue cayendo sobre la marcha(tema encuestas) pero otros fueron apareciendo sobre la marcha. De hecho, el primer artículo mío, personal, fue una sinopsis de “La cenerentola”, de G. Rossini y el siguiente fue “Ópera e Historia, con la vida de André Chénier y que fue de esos textos de los que me siento satisfecho. Los primeros artículos alternaron en dos secciones que han sido mis favoritas: “Momentos memorables” y “Voces magistrales“.En el primer caso, porque he notado una mejora con respecto a los primeros escritos(lo que no era difícil) y que tuvo su punto de inflexión con la entrada que dediqué a “In quelle trine morbide“, donde ya tuve en mente mirar las partituras y captar de éstas algunos matices interesantes de valorar. En el segundo caso, era un homenaje a tantos cantantes que han hecho grande a la ópera y por donde han ido desfilando tantos cantantes desde Luciano Pavarotti,Enrico Caruso, nuestros cantantes más archiconocidos hasta llegar, la semana pasada a Magda Olivero. Obviamente, es una sección que aún seguirá mirando al pasado y al presente.

Un tiempo después, el fallecimiento de Claudio Abbado dio lugar a la creación de la sección “Atril de honor”, que también rinde honor al director de orquesta, el que consigue que ésta suene estupendamente y bajo su interpretación de la partitura. En esa sección hemos podido saber cosas de grandes como Toscanini, Levine, Barenboim, Bernstein,etc. En esta sección he pretendido, dentro de las posibilidades que daba el tema de multimedia, aportar la imagen de los directores en un ensayo, para que la gente pueda observar que el gran trabajo del director de orquesta se produce en los ensayos y que, como se dice, no es una persona que se limita a mover los brazos con una batuta. No. Su trabajo es fundamental antes, dar las indicaciones precisas,etc.

Las dos últimas secciones nos aportan una especie de “desencorsamiento” de la web. Por ejemplo, “Personajes” permitía observar una determinaada ópera desde la perspectiva de un personaje, su actitud dentro de la historia que se refleja en la ópera.En el “Sobre la ópera”, hemos buscado diferentes temas que, sin implicar el tema de la ópera de forma directa, sí tienen cierta vinculación. Así, a bote pronto, recuerdo el que se llevó a cabo indicando los tipos de formatos de grabación, sobre Florence Foster Jenkins con ocasión de la película protagonizada por Meryl Streep, sobre los teatros que renacieron de las cenizas,etc.

El gran valor de esta página, de estos cinco años es que he podido “crecer” y eso se ha manifestado en un interés más allá de las óperas más populares y que todo el mundo conoce. De no haber existido esta página, por ejemplo, no sé si habría entrado de pleno en el repertorio ruso,estar escuchando óperas conocidas dentro de este mundo pero que no han pasado a ese mundo más “popular”, todo ello para ir sacando aspectos llamativos para poder plasmarlos aquí. Sólo me queda decir que aún queda mucho por escribir pero muchas gracias por estar aquí.