Voces magistrales: Anna Tomowa-Sintow

Si bien el público en general se queda con unas pocas cantantes muy mencionadas(Maria Callas, Montserrat Caballé, Renata Tebaldi o Teresa Berganza), Anna Tomowa-Sintow sí es más conocida en el entorno de los aficionados a la ópera, que la tienen en la debida consideración.

Nacida en 1941 en la ciudad búlgara de Stara Zagora, su pasión por la música llegó bien pronto. Primero, el piano; después, el canto con el que consiguió ganar un concurso nacional. Estudió en el Conservatorio Nacional de Sofía en ambas especialidades de canto y piano. En 1967 ya realizó su debut con el rol de Abigaille(Nabucco, de Giuseppe Verdi) en Leipzig, donde además empezó a labrarse buena parte de su repertorio. En 1972, la Deutsche Oper Berlin fue el siguiente paso que dio la soprano búlgara donde siguió evolucionando su voz y demás roles, aparte del título de “Kammersängerin”, que además obtuvo en Viena.

En 1973 debutó en París pero, sobre todo, conoció a Herbert von Karajan(en el sentido de ponerse a trabajar con el director de orquesta) en Salzburgo con ocasión de unas audiciones para la premier de la última ópera de Carl Orff “De temporarum fine comoedia”. Durante diecisiete años, la soprano trabajó habitualmente con el director austríaco en el festival salzburgués, fue elogiada por su trabajo.Aparte de esta relación laboral prolífica, también fue realizando otros correspondientes debuts en los grandes teatros. Así, en 1975 debutó en Londres como Fiordiligi(“Così fan tutte”,Mozart), en 1976 en el Metropolitan de Nueva York y en Chicago con Donna Anna(“DOn Giovanni”, Mozar), en 1982 en la Scala de Milán con el rol de Elsa en Lohengrin.En Barcelona, aunque ya había cantado antes, formó parte del elenco que interpretó Turandot en el estreno del nuevo Gran Teatre del Liceu tras su prolongada reconstrucción durante cinco años.

Su repertorio ha abarcado, mayoritariamente, a Giuseppe Verdi y Strauss. En menor medida, destaca desde el verismo(Giordano, Mascagni o Puccini), Wagner y, como era de esperar, el belcantismo(salvo Norma) no lo tocó. El legado discográfico, sin ser extenso, ha ido dejando muestras de los roles que ha ido desarrollando a lo largo de su vida

Terminamos con un clásico de entradas como es la web oficial del cantante en cuestión. En esta ocasión, recomendamos el paseo por la página web de esta soprano, a pesar de la ausencia de algunos fragmentos que otros sí publican. Además, quiero culminarlo con una aria excepcional como “La mamma morta”, de la ópera Andrea Chénier(Umberto Giordano) y que, personalmente, fue la primera vez que la escuché y observé su interpretación.Por último, el enlace a una entrevista que Bruce Deffie realizó a Anna Tomowa-Sintow(http://www.kcstudio.com/ts.html)

Voces magistrales: Rolando Villazón

Si hace un mes tuvimos a Anna Netrebko en esta sección de “Voces magistrales”, lo lógico sería que el siguiente en aparecer sería el tenor mexicano Rolando Villazón, nacido hace 42 años en la capital de México. Junto a Ramón Vargas y Javier Camarena , lleva el nombre de su país como en su día hizo Francisco Araiza. Desde 2007 se le añade la nacionalidad francesa.Aunque tuvo sus inicios en el Centro de Capacitación Artística Espacios, el momento relevante fue cuando se encontró con el barítono Arturo Nieto, que se convirtió en su profesor de canto pero también pasó por el Conservatorio Nacional de Música. Logró perfeccionarse con la gran Joan Sutherland. El primer gran momento llegó con la victoria en Operalia en la edición de 1999, la gala creada por Plácido Domingo para jóvenes valores de la lírica.

Las puertas se abrieron y la carrera de Rolando Villazón entre 1999 y 2005 fue un éxito creciente. Es el momento de ir de debut en debut en los grandes recintos operísticos de Europa y América. En ese año 2005 termina de consolidarse uno de los grandes con una interpretación que ha pasado a la historia: la grabación de la representación de “La traviata” en Salzburgo con Thomas Hampson y, sobre todo, Anna Netrebko. Aunque ya había actuado con la soprano, esa actuación creó expectativas sobre la pareja sobre el escenario. Era habitual que se quisiera juntarlos como en la película de “La bohème” y en galas como la de 2006, junto a Plácido Domingo.

Pero también hay puntos para olvidar. En 2009 tuvo que pasar por un quirófano para extirparle un quiste en las cuerdas vocales que ya le había obligado a cancelar varias funciones en 2007. Cuando no pudo evitarlo, pasó por la convalenciencia de un año para restablecerse. Desde 2010 ha recuperado el paso, con más fuerza personal. Por una parte, sigue el camino de seguir abarcando el mayor repertorio posible; por otra parte, es más reacio a las críticas como se pudo leer en esta transcripción de una entrevista de la BBC. Otra faceta a destacar es que, desde 2011, debutó como director de escena en Lyon con el Werther, de Jules Massenet.

Terminamos esta entrada sobre Rolando Villazón con su web oficial y con una entrevista que realizó en un programa de 8TV del año pasado y que, salvo unos segundos, está en castellano. Habla sobre el libro que escribió durante el año en el que tuvo que parar por la mencionada operación. Vale la pena disfrutarla, lo aseguro.

Voces magistrales: Anna Netrebko

No es esta una sección dedicada a las grandes voces…que fueron. Algunos de los cantantes que he pasado a comentar han fallecido, otros ya están retirados y dedicados a formar a nuevos valores que recojan su testigo. Pero también sirve para tener presentes otras voces que podríamos decir que están en su plenitud musical y presencia en las futuras dos décadas entre los grandes. Una de ellas es la soprano austro-rusa Anna Netrebko. Nacida en 1971, estudió en el Conservatorio de San Petersburgo, donde contó con un mentor como Valery Gergiev. Su debut llegó con 22 años con el rol de Sussana en “Las bodas de Fígaro”. Su debut en América llega de las manos de los compositores rusos como Glinka, Prokofiev o Rimsky-Korsakov.Ya en San Francisco, va interpretando roles más conocidos como Mimì(La bohème), Gilda(Rigoletto),Elvira(I Puritani).Poco a poco se va haciendo un nombre, cantando en sitios emblemáticos como Nueva York,Londres, Munich, Salzburgo.

Su voz de soprano lírica le ha permitido abarcar un repertorio propio de su nacionalidad, pero también belcantismo(Rossini, Donizetti, Bellini…), Puccini, Verdi. También puede ir asumiendo voces de soprano lírico-spinto, más propia por una voz algo oscura, que le irá permitiendo otros roles. Otra gran cualidad es la interpretativa sobre los escenarios que le permite ser una intérprete cotizada y porque, además, permite expandir con más facilidd el repertorio ruso como en la ópera “Iolanta“, de Tchaikovsky, en el Gran Teatre del Liceu el año pasado.

Una de las características, aparte de su bella voz, es que se podría definir como una cantante “mediática”, siendo habitual su presencia en galas líricas y en una notable presencia en versiones grabadas de ópera, que permitirán su posterioridad. Además, se une el hecho de contar con su pareja operística(aparte de su relación con Erwin Schrott,ya separados), Rolando Villazón, que ha estado presente en las citadas grabaciones. En esta ocasión, además, aportamos una interpretación del vals de Musetta.

Terminamos esta entrada dedicada a esta gran soprano con una entrevista que se le realizó y que nos permite conocer las dos facetas de la artista: la profesional y la familiar(por aquel entonces, aún relacionada con el bajo Schrott). Asimismo, os mostramos la web oficial para mayor conocimiento.

Atril de honor: Herbert von Karajan

Si hay un director de orquesta que tiene un nombre más allá del hecho de  llevar una batuta, ese es Herbert von Karajan. Un nombre histórico que durante cerca de medio siglo estuvo dirigiendo orquestas y dejó una considerable discografía que ha permitido que sobreviviera el mito tras al fallecimiento del director austríaco en 1989, víctima de un infarto. Dos años antes, en 1987, dirigía el Concierto de Año Nuevo(Neuesjahrkonzert) en Viena. Se añadía a ese mito, una presencia física reconocida. Como lunar negro, independientemente de cierto episodio de su historia -su implicación con el nazismo-, se le achacó cierta dosis de protagonismo egocéntrico que suele ocurrir a ciertos genios.

Nacido en 1908 en la ciudad de Salzburgo, -cuna de, no nos olvidemos, el gran Wolfgang Amadeus Mozart- , su debut llegó en 1929 dirigiendo Salomé. Durante cinco años estuvo de maestro de capilla en el Stadttheater, de Ulm(Kapellmeister). En 1934 ya dirigía en Salzburgo la Orquesta Filarmónica de Viena. Durante siete años también dedicó su esfuerzo en Aquisgran.A la par de esa época comenzó su relación con el NSDAP de Adolf Hitler. De esa época se ha valorado una opción y la contraria(desde creer que así podía seguir su carrera musical a diferencia de otros que habían salido de Alemania hasta creer que era vocacional). Sea como fuere, su prestigio iba creciendo y superó durante años ese lastre de su biografía. Su estilo, digamos, permitió lograr el “perdón”, a pesar de que varios músicos judíos se negaron en participar con el director de Salzburgo.Una grabación que nos demuestra su valía, la dirección de la orquesta en la célebre quinta sinfonía de Beethoven.

En su trayectoria desde 1945 hasta su muerte en 1989 destaca el prestigio de dirigir dos de las grandes orquestas filarmónicas: la de Viena y la de Berlín(desde 1957 hasta el final de su vida, si bien ya dirigía la orquesta hacia dos décadas, en ese año 1957 era elegido director musical, sucediendo a Wilheim Furtwängler). Dirigió la Ópera Estatal de Viena a la par que la Filarmónica berlinesa.También dirigió la de Londres. Ayudó a crear el Festival de Semana Santa en su ciudad natal.En sí, tuvo a su Salzburgo en mente mientras que fue director de orquesta.

Terminamos la entrada dedicada a Herbert von Karajan con este vídeo que nos muestra al director austríaco en unos ensayos de la 4ª Sinfonía de Schumann antes de ser grabado por Deutsche Grammophon, en el que podemos ver las indicaciones que va dando desde la primera nota. Nueve minutos que vale la pena disfrutar.