Momentos memorables: Sì, fino all’ore estreme

Es “Norma” una de las obras capitales del belcantismo, también la más conocida de Vincenzo Bellini. Estrenada en 1831, cuenta con su escena más famosa, la aria “Casta diva“. Con todo, tiene otros momentos de gran calidad músical y argumental.Porque, a mi parecer, esta ópera es intensa en las relaciones personales: un triángulo amoroso(Norma-Pollione-Adalgisa), unos hijos prohibidos que Norma tuvo con Pollione- ahora interesado por Adalgisa-, un padre(Oroveso) que debe hacer tripas corazón y aceptar esos hijos cuando llegue el extremo sacrificio de Norma. Esta escena que van a ver forma parte de un dúo mayor del acto II que aquí invito ver, pero que es la gran culminación. Adalgisa, con remordimiento, intenta reconducir su amistad con Norma, buscando interceder ante Pollione y renunciar a él.Norma, que ha estado a punto de matar a sus hijos, quería que ella se los llevara a Roma pero, al final, cede a los deseos de amistad de Adalgisa.

Esta parte final del dúo tiene, sin duda, el encanto de dos voces casi al unisono como símbolo de dos personas que acaban llevándose bien tras la “tormenta”. Sin duda, la belleza del fragmento lo aportan las voces de la soprano(Norma) y la mezzosoprano*(Adalgisa) y que, sin los lujos del belcanto, de la coloratura emblemática, crean un atmósfera de complicidad de ambas que acaba imponiéndose a la melodía establecida por Bellini. Especialmente interesante es ese pequeño tramo en el que Adalgisa sigue a Norma(“Teco del fato all’onte”) y que vuelve a confluir ambas en ese “sul mio cor” y que, por especial tiene la frase “ferma opporrò la fronte” mientras se va descendiendo a un nivel más grave” por parte de Norma y luego Adalgisa.
———

* El rol de Adalgisa es llamativo porque es difícil averiguar qué voz suele llevarlo a cabo: en principio, se le atribuyó el de soprano pero también hubo una tendencia a ser interpretado por una mezzosoprano, eso sí, con facilidad de poder llegar a ciertos agudos.

Dúo final

NORMA ED ADALGISA
Sì, fino all’ore estreme
Compagna tua m’avrai.
Per ricovrarci insieme
Ampia è la terra assai.
Teco del fato all’onte
Ferma opporrò la fronte,
Finchè il tuo core a battere
Io senta sul mio cor, ecc.
Ah! sì. Fino all’ore estreme, ecc.

 

<iframe width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/MobCesfhkds” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>