Momentos memorables:Stride la vampa

En el acto II de “Il trovatore”, tras el célebre coro de los gitanos(Vedi!. Le fosche notturne spoglie) que comentaremos en pocas fechas, queremos trasladarles ahora a esta aria de Azucena.En esta ocasión, la mezzosoprano que hemos elegido para ilusrar esta aria es Fiorenza Cossotto, que ha hecho de este personaje verdiano, uno de los habituales en su repertorio. Mirando la escena está Manrico, hijo de la gitana(hasta que, al final, sabemos la realidad mas, en ese instante, sigue siendo su hijo). La música cede todo espacio vital a la narración que realiza Azucena del suplicio de su madre, condenada por el padre del Conde de Luna, y nos permite conocer un personaje siniestro-más o menos a la altura del propio Conde de Luna- que se muestra feliz al final de la ópera cuando logra la “venganza” que reclama. Con dos partes similares que comienzan con “Stride la vampa” y finalizan con la tetra fiamma che s’alza in ciel. Creo que pocas palabras pueden definir esta aria, lo mejor es sentarse a escucharla y disfrutar.

Aria: Stride la vampa

Stride la vampa!
La folla indomita corre a quel
fuoco lieta in sembianza;
urli di gioia intorno echeggiano:
Cinta di sgherri
donna s’avanza!
Sinistra splende
sui volti orribili
la tetra fiamma
che s’alza al ciel!

Stride la vampa!
Giunge la vittima
nero vestita,
discinta e scalza!
Grido feroce di morte levasi;
l’eco il ripete
di balza in balza!
Sinistra splende
sui volti orribili
la tetra fiamma
che s’alza al ciel!