Momentos memorables: Preludio del acto I de “Un ballo in maschera”

El preludio del primer acto de “Un ballo in maschera” de Giusseppe Verdi tiene una característica que lo hace llamativo para quien se inicia en la ópera: permite captar, de primera mano con la música, la diferencia entre los leales y los malvados que, tras el fin de esta pieza y comenzado el acto I, podremos discernir entre los miembros de la corte de Gustavo III de Suecia/Riccardo(la censura papal permitió la ópera siempre y cuando se desarrollase fuera de Europa debido al tema que trataba y que, en breves semanas, comentaremos): por una parte, gente leal como, después, se descubrirá con aquel  “Posa in pace, á bei sogni ristora“) pausado, casi majestuoso; por otra parte, la gente que, dentro de la corte, conspiraba contra el soberano( “E sta l’odio che prepara il fio,ripensando ai caduti per te!”) en las que se percibe un tono más crispado.El resultado es un preludio que se va oscureciendo, como si presagiara el final de la ópera, el triunfo de los conspiradores.