Momentos memorables: “Mild und leise”(Liebestod)

Tristán e Isolda, de Richard Wagner, nos proporciona varios momentos épicos que pondremos en esta sección de “Momentos memorables”. Uno de ellos es la “muerte de amor”(Liebestod) en el que Isolda mira a su amado Tristán,ya muerto, totalmente ausente de lo que ha acontecido a su alrededor: Kurwenal mata a Melot y luego muere herido por los hombres del rey Marke que, por otra parte, lamenta la muerte de su amigo Tristán, conocedor por Brangania que toda la relación de Tristán e Isolda se debía al brebaje y no a la traición de su hombre leal(Isolda iba a ser la esposa del rey). Extasiada, Isolda cae muerta mientras suenan los últimos acordes de la ópera y baja el telón.

Musicalmente, sería difícil definir la aria, siendo lo más fácil sentarse a escucharla y verla con la mente abierta a nuevas sensaciones, de principio a fin. Con todo, esas notas finales son las que hacen espectacular esta aria mientras ella cae muerta, la que hacen merecedora de ser reconocida, además, como gran escena mientras los instrumentos de la orquesta nos conducen al triste final de Isolda mediante notas que se van apagando, irónicamente, con su mayor duración(redondas).

Aria:””Mild und leise”
ISOLDE
Mild und leise
wie er lächelt,
wie das Auge
hold er öffnet, –
seht ihr’s, Freunde?
Seht ihr’s nicht?
Immer lichter
wie er leuchtet,
Stern-umstrahlt
hoch sich hebt?
Seht ihr’s nicht?
Wie das Herz ihm
mutig, schwillt,
voll und hehr
in Busen ihm quillt.
Wie den Lippen,
wonnig mild,
süßer Atem sanft entweht:
Freunde! Seht!
Fühlt und seht ihr’s nicht?
Höre ich nur
diese Weise,
die so wunder voll und leise.
Wonne klagend,
alles sagend,
mild versöhnend
aus ihm tönend,
in mich dringet, auf sich schwinget,
hold erhallend, um mich klinget?
Heller schallend, mich umwallend,
sind es Wellen sanfter Lüfte?
Sind es Wogen wonniger Düfte?
Wie sie schwellen, mich umrauschen,
soll ich atmen,
soll ich lauschen?
Soll ich schlürfen, untertauchen?
Süß in Düften mich verhauchen?
In dem wogenden Schwall
in dem tönendem Schall,
in des Weltatems
wehendem All –
ertrinken,
versinken,
unbewußt –
höchste Lust!

  • Fernando Jesús Cansado Martíne

    ISOLDA

    Cuan dulce y suave

    sonríe,

    sus ojos

    se entreabren con ternura…

    ¡Mirad, amigos!

    ¿No le veis?…

    ¡Cómo resplandece

    con luz creciente!

    Cómo se alza

    rodeado de estrellas.

    ¿No lo veis?

    ¡Cómo se inflama su corazón

    animoso!

    Augustos suspiros

    hinchan su pecho.

    Y de sus labios

    deleitosos y suaves

    fluye un hálito dulce y puro.

    ¡Amigos, miradle!

    ¿No lo percibís? ¿No lo veis?

    ¿Tan sólo yo oigo

    esa voz

    llena de maravillosa suavidad,

    que cual delicioso lamento

    todo lo revela

    en su consuelo tierno?

    Es cual melodía

    que al partir de él, me penetra

    resonando en mí, sus ecos deliciosos.

    Esa clara resonancia que me circunda

    ¿es la ondulación de blandas brisas?

    ¿Son olas de aromas embriagadores?

    ¡Cómo se dilatan y me envuelven!

    ¿Debo aspirarlas?

    ¿Debo percibirlas?

    ¿Debo beber o sumergirme?

    ¿O fundirme en sus dulces fragancias?

    En el fluctuante torrente,

    en la resonancia armoniosa,

    en el infinito hálito

    del alma universal,

    en el gran Todo…

    perderse, sumergirse…

    sin conciencia…

    ¡supremo deleite!(Traducción, vía Kareol)