Momentos memorables: Maria(West Side Story)

“West Side Story”, la obra que compuso Leonard Bernstein tiene una consistencia argumental y musical que  ha hecho debatir a mucha gente sobre si estamos ante un musical, una opereta o, directamente, una ópera..Además, hay que añadir dos argumentos para el debate: uno es el argumento; otro es la anécdota relacionada con el “Met”. El argumento está relacionado con una adaptación maravillosa del “Romeo y Julieta” de William Shakespeare, llevado al Nueva York de mediados del siglo XX. La obra del escritor inglés ya había tenido versiones líricas con las conocidas “Roméo et Juliette”(Charles Gounod), “I capuleti e i montecchi”(Vincenzo Bellini) e, incluso, de ballet con la música de Prokofiev o sinfónica(H. Berlioz). La célebre historia de amor imposible en un mundo de odio entre bandos, tuvo su episodio en las bandas juveniles neoyorkinas. Respecto a la anécdota, el Lincoln Center-donde está enclavado entre otros el Metropolitan Opera House- fue construido en esa zona donde se desarrolla la película de Natalie Wood y Richard Beymer, en sus roles principales. De hecho, se tuvo que esperar a que terminara el rodaje para demoler algunos de esos edificios para construir el coliseo operístico neoyorquino.

En sí, es un fragmento, aria o, incluso como diría el propio José Carreras al divulgador musical Ramón Gener en el programa catalán “Òpera en texans”, una romanza(11 min-30 segundos). Un inicio parecido a un recitativo en el que juegan el fagot y el violín “poco a poco sin sordina” para crear una atmósfera en el que Tony se va, poco a poco, enamorando de esa joven a la que ha encontrado en el gimnasio donde había sido citado por Riff.Por entonces, no imaginaba a ser un amor tan complicado.Luego, podríamos definir la intervención orquestal a partir de “I’ve just me a girl named Maria” y que tiene la bella particularidad de esa dicotomía entre “dilo alto y suena como la música”(con la orquesta en su esplendor…”Say it loud and there is music playing”) y “dilo de forma suave y casi será como rezar”, cuando sólo son los instrumentos de cuerda los que hagan que el espectador perciba ese sentimiento(say it soft and it is almost like praying). No podemos obviar, el esfuerzo vocal del cantante(en este caso, nos aferramos al rol de tenor) cuando trata de invocar con ese “Maria, Maria” que, como decía el propio Bernstein a Carreras, “debes respirar,debes seguir durante horas”.(texto que he marcado en negrita)

Para terminar, recomendamos el visionado de uno de los vídeos que recuerdan el “making-off” de la versión discográfica con José Carreras, Kiri Te Kanawa o Tatiana Troyanos bajo la dirección del mismísimo Leonard Bernstein sobre la grabación de la propia “Maria”.

Escena: Maria

TONY
(spoken)
Maria . . .
(sings)
The most beautiful sound I ever heard:
Maria, Maria, Maria, Maria . . .
All the beautiful sounds of the world in a single word . .
Maria, Maria, Maria, Maria . . .
Maria!
I’ve just met a girl named Maria,
And suddenly that name
Will never be the same to me.
Maria!
I’ve just kissed a girl named Maria,
And suddenly I’ve found
How wonderful a sound
Can be!
Maria!
Say it loud and there’s music playing,
Say it soft and it’s almost like praying.

Maria,
I’ll never stop saying Maria!

Maria, Maria, Maria

Say it loud and there’s music playing,
Say it soft and it’s almost like praying.

The most beautiful sound I ever heard.
Maria.