Momentos memorables: E lucevan le stelle

Otra de las grandes arias míticas que sobrepasan las fronteras de las grabaciones, teatros y galas líricas para convertirse en hito hasta el punto de convertirse en un canto de “adiós a la vida”. Merecida es esta mención en un momento que es peliagudo: él está en el castillo de Sant’Angelo condenado a muerte, creyendo además que no volverá a ver a su amada Tosca-desconoce lo que ha sucedido entre ella y el temible barón Scarpia al final del acto II- expone su pesar en una hipotética carta de despedida(en el comienzo del acto III, donde está la aria, Cavaradossi da su anillo a su carcelero sólo por poder escribir unas líneas y  que éste la entregue a su amada) pero no la completa. Cuando en escena aparece Cavaradossi, Puccini ya nos anticipa musicalmente la aria  El bello recuerdo del amor, las caricias,  mientras la música acompaña estos instantes de fugaz felicidad, acaba en unas últimas frases, desgarradoras, que se sienten mientras que la música se impone con intensidad, especialmente, en ese final “E non amato tanto la vita”. De esas arias inolvidables y para un grato lucimiento del tenor.

Aria:E lucevan le stelle

E lucevan le stelle…
ed olezzava la terra…
stridea l’uscio dell’orto…
e un passo sfiorava la rena…
Entrava ella, fragrante,
mi cadea fra le braccia…
Oh! dolci baci, o languide carezze,
mentr’io fremente
le belle forme
disciogliea dai veli!
Svanì per sempre
il sogno mio d’amore…
L’ora è fuggita…
E muoio disperato!
E non ho amato mai tanto la vita!…


—————————

También en https://www.facebook.com/Operamania