Atril de honor: Lorin Maazel

Así como dedicamos el pasado “Atril de honor” a Rafael Frühbeck de Burgos, en esta ocasión, el capítulo dedicado a esta sección debe ser dedicado a la memoria del director Lorin Maazel, fallecido el pasado domingo 13 de julio en el estado de Virginia. Uno de esos directores que, quizás se encontraron, con otros más “mediáticos”(Zubin Mehta o Riccardo Muti) pero la historia, con el tiempo, le ubica donde corresponde. De gran precocidad y excelsa vocación musical, valga decir como indica su biografía, ya tomó lecciones de dirección musical antes de cumplir diez años, aunque el ambiente musical ya era habitual en la casa donde vivió, con un padre que era profesor de piano y canto, con una madre que fundó la Pittsburgh Youth Symphony Orchestra. Sus primeros pasos fueron espectaculares desde el podio y con el violín.

Era normal que, con esa precocidad, los éxitos le llegarían pronto. Así, en 1960, ya fue invitado a dirigir en el mítico Bayreuth.Director jefe de la Deutshe Oper Berlin(1965-71), Radio-Symphonie-Orchester (RSO) Berlin(1964-1975) y Orquesta de Cleveland entre 1972-1982. Siguió su evolución por Baviera pero también por Pittsburgh o la Filarmónica de Nueva York. Incluso, en su trayectoria vital, tuvo España un hueco con la dirección musical en el Palau de les Arts Reina Sofia y la Orquesta de la Comunidad Valenciana donde estuvo un lustro.El último trabajo lo tuvo con la Münchner Philharmoniker.

Si hubo una auténtica relación de afecto, esa fue con el concierto de Año Nuevo, donde estuvo presente en once ocasiones desde 1980, cuando sustituyó a Will Boskovsky, si bien fue habitual entre 1980 y 1986- mientras estuvo como director musical de la Wienerstaatsoper(1982-1984)- y luego ya espaciado en el tiempo.

Terminamos este artículo con la habitual meción a dos webs oficiales: la del propio director y la de su principal legado como indica la biografía: el Festival Castleton, donde la ópera, las masterclass, conciertos sinfónicos o recitales tienen cabida desde 2009, durante unas semanas entre junio y julio. Otra última referencia es el vídeo del inicio de la ópera “1984”, estrenada en 2005 en el londinense Royal Opera House, basada en la obra del mismo título de Georges Orwell.

Momentos memorables: Un’aura amorosa

Quizás por lo imponente de Don Giovanni o lo polémico de “Las bodas de Fígaro”, la tercera obra del binomio Mozart-Da Ponte, “Così fan tutte”, no acapara la atención que merece. Quizás, la temática más amena pero algo trivial en comparación con las otras dos grandes obras hizo lo justo para que así ocurriera. La ópera trata sobre el concepto de fidelidad. Dos amigos creen que sus respectivas parejas les son fieles; un tercer amigo les hace una apuesta para demostrar que ellas no lo son. Bajo una vestimenta difererente, se intercambian las parejas. Con el paso de la ópera, al final, comprueban que no lo son. Sin embargo, ese amigo les hace ver que mejor es que las acepten tal como son y que sean felices. La ópera acaba bien. En el momento en el que Ferrando interpreta este fragmento, la fidelidad de Fiordiligi y Dorabella está aún intacta.

Es una aria de tenor ligero que exige, sobre todo, en la segunda parte. En la primera, acompañado de los instrumentos de cuerda, desarrolla la aria mientras, en la segunda, y con la intervención adicional de algunos instrumentos de viento(clarinetes, fagots y trombas) las dos primeras frases(un’aura amorosa del nostro tesoro un dolce ristoro al cor porgerà) en las que debe darle sentido melódico a la aria especialmente ese “dolce” en el que el compositor salzburgués daba protagonismo al tenor sobre la orquesta, así como con ese “porgerà” final. Es de las arias más brillantes que se pueden encontrar en esta ópera, porque además permite sentirse reflejado en el personaje.

Aria: Un’aura amorosa

FERRANDO
Un’aura amorosa del nostro tesoro
un dolce ristoro al cor porgerà.
Al cor che
nutrito da speme,
d’amore,
di un’esca migliore bisogno non ha.
Un’aura amorosa del nostro tesoro
un dolce ristoro al cor porgerà. (rep)

Voces magistrales: Rolando Villazón

Si hace un mes tuvimos a Anna Netrebko en esta sección de “Voces magistrales”, lo lógico sería que el siguiente en aparecer sería el tenor mexicano Rolando Villazón, nacido hace 42 años en la capital de México. Junto a Ramón Vargas y Javier Camarena , lleva el nombre de su país como en su día hizo Francisco Araiza. Desde 2007 se le añade la nacionalidad francesa.Aunque tuvo sus inicios en el Centro de Capacitación Artística Espacios, el momento relevante fue cuando se encontró con el barítono Arturo Nieto, que se convirtió en su profesor de canto pero también pasó por el Conservatorio Nacional de Música. Logró perfeccionarse con la gran Joan Sutherland. El primer gran momento llegó con la victoria en Operalia en la edición de 1999, la gala creada por Plácido Domingo para jóvenes valores de la lírica.

Las puertas se abrieron y la carrera de Rolando Villazón entre 1999 y 2005 fue un éxito creciente. Es el momento de ir de debut en debut en los grandes recintos operísticos de Europa y América. En ese año 2005 termina de consolidarse uno de los grandes con una interpretación que ha pasado a la historia: la grabación de la representación de “La traviata” en Salzburgo con Thomas Hampson y, sobre todo, Anna Netrebko. Aunque ya había actuado con la soprano, esa actuación creó expectativas sobre la pareja sobre el escenario. Era habitual que se quisiera juntarlos como en la película de “La bohème” y en galas como la de 2006, junto a Plácido Domingo.

Pero también hay puntos para olvidar. En 2009 tuvo que pasar por un quirófano para extirparle un quiste en las cuerdas vocales que ya le había obligado a cancelar varias funciones en 2007. Cuando no pudo evitarlo, pasó por la convalenciencia de un año para restablecerse. Desde 2010 ha recuperado el paso, con más fuerza personal. Por una parte, sigue el camino de seguir abarcando el mayor repertorio posible; por otra parte, es más reacio a las críticas como se pudo leer en esta transcripción de una entrevista de la BBC. Otra faceta a destacar es que, desde 2011, debutó como director de escena en Lyon con el Werther, de Jules Massenet.

Terminamos esta entrada sobre Rolando Villazón con su web oficial y con una entrevista que realizó en un programa de 8TV del año pasado y que, salvo unos segundos, está en castellano. Habla sobre el libro que escribió durante el año en el que tuvo que parar por la mencionada operación. Vale la pena disfrutarla, lo aseguro.

Momentos memorables: Mi si affaccia un pugnal?

Si hay una escena muy importante en Macbeth, tanto en la obra de William Shakespeare como en la ópera de Giussepe Verdi, es la de la daga, donde el personaje del que,por ese instante, sólo es el sir de Cawdor se debate sobre si asesinar al Rey Duncan, que está de paso en su palacio. Instigado por las ansias de poder de su mujer(Lady Macbeth), siente, o más bien, teme crecer dentro de sí el sueño de ese reinado de Escocia que las brujas le habían vaticinado apenas unas horas antes y que pasan por el magnicidio. En esta escena interpretada por Ian MacKellen en la obra shakesperiana podemos valorar la relevancia del momento. Está dubitativo. Una parte de él quiere llevar a cabo el asesinato del rey, otra parte de él se echa para atrás como si estuviera seguro que los remordimientos le acecharán en el futuro. Pero, al final, decide llevar a cabo la empresa con la ayuda de su mujer que, lista ella, le sugiere además manchar de sangre a la guardia para que caiga sobre ella las acusaciones y ellos queden libres de sospecha.

Es una aria, más el dúo posterior, que deben ser interpretados, según partitura, “sottovoce” o sordina, oscura salvo algunas frases determinadas. Tras un recitativo y un breve diálogo entre el barítono y la orquesta(cuerdas e instrumentos de viento), los violines por un lado, el fagot y el clarinete comienzan en sí la aria donde los instrumentos de viento se someten a los de cuerda en el peso musical hasta que una campanilla, que decide a Macbeth llevar a cabo el crimen, hace que el fagot, la tromba e, incluso, la percusión con los timbales acompañen la decisión sangrante.

Escena: “Mi si affaccia un pugnal?

MACBETH
Sappia la sposa mia che, pronta appena
La mia tazza notturna,
Vo’ che un tocco di squilla a me lo avvisi.

(Il servo parte.)

Mi si affaccia un pugnal?
L’elsa a me volta?
Se larva non dei tu, ch’io ti brandisca…
Mi sfuggi… eppur ti veggo!
A me precorri
sul confuso cammin che nella mente
di seguir disegnava!…
Orrenda imago!…
Solco sanguigno la tua lama irriga!…
Ma nulla esiste ancora…
Il sol cruento mio pensier
le dà forma, e come vera
Mi presenta allo sguardo una chimera.
Sulla metà del mondo
or morta è la natura; or l’assassino
come fantasma per l’ombre si striscia,
or consuman le streghe i lor misteri,
Immobil terra! a passi miei sta’ muta!

(Odesi un tocco di campana.)

È deciso… quel bronzo, ecco, m’invita!
Non udirlo, Duncano! È squillo eterno
Che nel cielo ti chiama, o nell’inferno.

 

Atril de honor: Rafael Frühbeck de Burgos

Contamos en la sección de “Atril de honor”, una vez más, con el homenaje al recién fallecido Rafael Frühbeck de Burgos. El director de orquesta, nacido en la ciudad burgalesa, murió el pasado 11 de junio en Pamplona a la edad de 80 años. Uno de los grandes directores que ha aportado este país a la música. De padres alemanes que se establecieron en España, su historia musical le unió a Alemania también, donde fue director musical de la Sinfónica de Düsseldorf, de la Deutshe Oper Berlin, Rundfunk-Sinfonieorchester Berlin y la Dresdner Philarmoniker. Comenzamos esta entrada recordando sus palabras en el Mariinsky., de San Petersburgo

Cosas del destino, los primeros pasos de Rafael Frühbeck de Burgos se dan en los conservatorios de Bilbao y Madrid, con el violín, el piano y la composición musical, culminando su especialización como director de orquesta en el Hochschule für Musik de Múnich. Con 25 años asumió el cargo como director de la Sinfónica de Bilbao y, antes de la treintena, en la Orquesta Nacional de España durante década y media.A la par, durante un lustro, fue director musical de la Orquesta Sinfónica de Düsseldorf y, poco después, en Montreal.

Durante la década de los 90 siguió su proyección con la dirección de la Orquesta Sinfónica de Viena, una ciudad consagrada a la música.A la par, director musical de la Deutsche Oper Berlin, siendo uno de los dos directores españoles que han dirigido esta compañía de Ópera alemana junto a Jesús López Cobos. Sucedió a Giuseppe Sinopoli.También director de la Orquesta Sinfónica de la Radio Berlín(la citada Rundfunk-Sinfonieorchester). Durante la década pasada, fue director de la Orquesta Sinfónica Nacional de la RAI(la versión italiana de la Orquesta de RTVE) y de la Dresdner Philarmoniker. Una semana antes de su fallecimiento anunció su definitiva retirada del podio de dirección, con el recuerdo de su incidente en la capital estadounidense, a mitad de marzo, donde tuvo un desmayo casi al final del programa que tenía dirigiendo a la Orquesta Nacional de Washington.

Aunque ha dejado una buena discografía, destaca la defensa de la obra de los compositores españoles, destacando Manuel de Falla y también de zarzuela a lo largo del mundo. Todo en una amplia carrera de más de medio siglo dirigiendo grandes orquestas y asumiendo roles importantes(la dirección musical) en otras.

Voces magistrales: Anna Netrebko

No es esta una sección dedicada a las grandes voces…que fueron. Algunos de los cantantes que he pasado a comentar han fallecido, otros ya están retirados y dedicados a formar a nuevos valores que recojan su testigo. Pero también sirve para tener presentes otras voces que podríamos decir que están en su plenitud musical y presencia en las futuras dos décadas entre los grandes. Una de ellas es la soprano austro-rusa Anna Netrebko. Nacida en 1971, estudió en el Conservatorio de San Petersburgo, donde contó con un mentor como Valery Gergiev. Su debut llegó con 22 años con el rol de Sussana en “Las bodas de Fígaro”. Su debut en América llega de las manos de los compositores rusos como Glinka, Prokofiev o Rimsky-Korsakov.Ya en San Francisco, va interpretando roles más conocidos como Mimì(La bohème), Gilda(Rigoletto),Elvira(I Puritani).Poco a poco se va haciendo un nombre, cantando en sitios emblemáticos como Nueva York,Londres, Munich, Salzburgo.

Su voz de soprano lírica le ha permitido abarcar un repertorio propio de su nacionalidad, pero también belcantismo(Rossini, Donizetti, Bellini…), Puccini, Verdi. También puede ir asumiendo voces de soprano lírico-spinto, más propia por una voz algo oscura, que le irá permitiendo otros roles. Otra gran cualidad es la interpretativa sobre los escenarios que le permite ser una intérprete cotizada y porque, además, permite expandir con más facilidd el repertorio ruso como en la ópera “Iolanta“, de Tchaikovsky, en el Gran Teatre del Liceu el año pasado.

Una de las características, aparte de su bella voz, es que se podría definir como una cantante “mediática”, siendo habitual su presencia en galas líricas y en una notable presencia en versiones grabadas de ópera, que permitirán su posterioridad. Además, se une el hecho de contar con su pareja operística(aparte de su relación con Erwin Schrott,ya separados), Rolando Villazón, que ha estado presente en las citadas grabaciones. En esta ocasión, además, aportamos una interpretación del vals de Musetta.

Terminamos esta entrada dedicada a esta gran soprano con una entrevista que se le realizó y que nos permite conocer las dos facetas de la artista: la profesional y la familiar(por aquel entonces, aún relacionada con el bajo Schrott). Asimismo, os mostramos la web oficial para mayor conocimiento.

Momentos memorables: Summ’ und brumm’

En este artículo volvemos a Richard Wagner con el coro de hilanderas de “El holandés errante”(Die fliegende Holländer).Aunque ubicado en el segundo acto, en su comienzo conocemos a Senta, la hija del marinero Daland y que éste quiere dar como esposa al maldecido marinero holandés a cambio de joyas. En sí, argumentalmente, queda un poco fuera de lo que es la obra en sí pero este coro, además de jovial-varias jóvenes con la rueca de hilar mientras cantan- tiene un valor que va más allá de su presencia en la ópera y que lo hace merecedor de aparecer incluso en galas líricas.

El valor de este coro es esa asimilación musical al efecto propio de la rueca mientras se está hilando y que hace que, independientemente, de los instrumentos de viento que tienen su peso en el coro, el sonido de la rueca la lleven a cabo los violines y violas como si fuera el instrumento que tuvieran las hilanderas sobre el escenario. Sé que, en otras ocasiones, ha sido un análisis un poco más profundo pero la sencillez de la escena, una melodía que cautiva hacen que la expresión “una imagen vale más que mil palabras” se pueda adaptar a la perfección a la música que acompaña a este coro y que baste con escucharla para aseguraros que, si no la conocían, tengan un gran aprecio a esta escena coral.

Escena: Coro hilanderas de “Die fliegende Holländer”.

MÄDCHEN                                                                                      
Summ’ und brumm’,
du gutes Rädchen,
munter, munter, dreh’ dich um!
Spinne, spinne tausend Fädchen,
gutes Rädchen, summ’ und brumm’!
Mein Schatz ist auf
dem Meere draus’,
er denkt nach Haus
ans fromme Kind;
mein gutes Rädchen,
braus’ und saus’!
Ach! gäbst du Wind,
er käm’ geschwind.
Spinnt! Spinnt! Spinnt!
Fleißig, Mädchen!
Brumm’! Summ’!
Gutes Rädchen!
Tra la ra la la… usw.

MARY
Ei! Fleißig, fleißig!
Wie sie spinnen!
Will jede sich den Schatz gewinnen.

MÄDCHEN
Frau Mary, still! Denn wohl Ihr wißt,
das Lied noch nicht zu Ende ist.

MARY
So singt!
Dem Rädchen läßt’s nicht Ruh’.
Du aber, Senta,
schweigst dazu?

MÄDCHEN
Summ’ und brumm’,
du gutes Rädchen,
munter, munter dreh’ dich um!
Spinne, spinne tausend Fädchen,
gutes Rädchen, summ’ und brumm’!
Mein Schatz da draußen
auf dem Meer,
im Süden er viel Gold gewinnt;
ach, gutes Rädchen,
saus’ noch mehr!
Er gibt’s dem Kind,
wenn’s fleißig spinnt.
Spinnt! Spinnt!
Fleißig, Mädchen!
Brumm’! Summ’!
Gutes Rädchen!
Tra la ra la… usw.

MARY
(Zu Senta)
Du böses Kind,
wenn du nicht spinnst,
vom Schatz du kein
Geschenk gewinnst.

MÄDCHEN
Sie hat’s nicht not,
daß sie sich eilt; ihr Schatz nicht
auf dem Meere weilt.
Bringt er nicht Gold,
bringt er doch Wild -
man weiß ja, was ein Jäger gilt!

 

MARY
(Zu Senta)
Du seht ihr!
Immer vor dem Bild!
Willst du dein ganzes junges Leben
verträumen vor dem Konterfei?

SENTA
Was hast du Kunde mir gegeben,
was mir erzählet, wer er sei?
Der arme Mann!

MARY
Gott sei mit dir!

Atril de honor: Riccardo Muti

Hay dos directores de orquesta que son, prácticamente, “mediáticos”. Uno es Zubin Mehta, del que trataremos dentro de un tiempo en esta sección de “Atril de honor”, y el otro es Riccardo Muti. Este napolitano de 72 años tiene un prestigio ganado a pulso entre su papel conocido como director de orquesta, con grandes interpretaciones grabadas, y el de director musical , en el que destaca su labor en el Teatro de la Scala(entre 1986 y 2005), sustituyendo a Claudio Abbado en ese cargo. También tiene ese cargo en la Chicago Symphony Orchestra desde 2010.

Formado en su tierra natal, en el Conservatorio San Pietro A Majolla, acudió a Milán para dedicarse expresamente a perfeccionarse en la dirección de orquesta, teniendo como maestro a Antonino Votto en el Conservatorio Giuseppe Verdi. Bien pronto, estuvo al mando de una orquesta y su dirección musical: todo un Maggio Musicale Fiorentino(1968-1980) es su verdadero debut.Entre 1973 y 1982 es director principal de la Orquesta Filarmónica de Londres. Llega a Milán en 1981, dirigiendo Las bodas de Fígaro.Un lustro después, comenzaba la relación de casi dos décadas con el mítico teatro milanés.También ha sido director invitado en algunos teatros. También ha sido llamado en cuatro ocasiones para dirigir el Concierto de Año Nuevo en Viena.

Entre sus labores de dirección musical y artística también destaca su apoyo a los jóvenes. Así, creo la Orquesta juvenil Luigi Cherubini en 2004, eligiendo a sus componentes tras muchas audiciones y dejándoles que se fogueen durante unos tres años antes de poder ir a orquestas mejores. Desde ese año, Riccardo Muti los ha dirigido, ha ayudado a crecer y promocionar.

Dejamos esta entrada dedicada a Riccardo Muti con unas frases que comentó desde su podio de dirección en una representación de Nabucco en Roma. Con el mítico coro de esclavos de “Nabucco” apelaba a la gente a defender su tierra de la degradación que se estaba dando incitándoles a participar en el canto del coro “Va, pensiero” que es, casi, más importante que el propio himno italiano.A su vez, recomendamos acceder a la web oficial donde encontrarán más información

Momentos memorables: Quanto è bella, quanto è cara

Aunque breve, esta entrada en escena de Nemorino, el rol que interpreta el tenor de la ópera “El elixir de amor”, de Gaetano Donizetti, nos muestra el camino de la ópera: un joven enamorado de Adina pero que sabe que no puede llegar a ella. Sufre por un amor que no puede alcanzar. Adina, sabiéndolo, se muestra dura al afecto del joven hasta tal punto que, casi, va a hacer que Nemorino recurra a uno de esos médicos-charlatanes que va recorriendo los pueblos para poder disponer de un elixir de amor. Curiosamente, esa historia del elixir nos lleva a Tristán e Isolda…porque el libro que tiene Adina y que comenta con las aldeanas habla de ese elixir que consigue que la persona que lo beba se enamore. La ópera tiene un final feliz…del que no es responsable, precisamente, el elixir que, en ningún momento, bebe la protagonista.Sólo le basta a Adina ver que el resto de mujeres “persigue” a Nemorino para caer en la cuenta de que está enamorada de él.

La cavatina que hoy comentamos es una belleza…musical pero también argumental porque, en sí, es un suspiro. Nemorino se dedica simplemente a suspirar por la belleza de Adina(Quanto è bella…cuánta belleza), lo impasible que es ella al amor(in quel cor non son capace lieve affetto ad inspirar…no consigo inspirar ni un leve afecto en ese corazón), y la inteligencia de ella en comparación con su falta de conocimientos(essa legge, studia…Io son sempre un idiota): Todo, todo es un suspiro como él dice: Io non so che sospirar…No sé más que suspirar) Un suspiro en el que asistimos a un final de la cavatina en el que el tenor muestra su calidad. Con un inicio en el que la flauta y los clarinetes nos van a dar un poco el avance de lo que será la cavatina, los violines son los que llevan, en principio, el peso inicial mientras que los instrumentos de viento se van incorporando, mostrándonos, en la repetición esas notas que había dicho que habían sonado al principio de la cavatina. Es sencilla pero muy bonita para escuchar, una agradable sorpresa cuando uno escucha esta ópera por primera vez.

Cavatina Quanto è bella

Quanto è bella, quanto è cara!
Più la vedo, e più mi piace…
ma in quel cor non son capace
lieve affetto ad inspirar.
Essa legge, studia, impara…
non vi ha cosa ad essa ignota…
Io son sempre un idiota,
io non so che sospirar.
Quanto è cara, quanto è bella
Quanto è bella, quanto è cara!
Più la vedo, e più mi piace…
ma in quel cor non son capace
lieve affetto ad inspirar.